Botín, el restaurante más antiguo del mundo. - Cocinando al Fuego
291
post-template-default,single,single-post,postid-291,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
botin restaurante-horno

01 Abr Botín, el restaurante más antiguo del mundo.

Botín, el restaurante más antiguo del mundo

 

Allá por los ’80, todavía en Argentina,  leí un artículo en una de las revistas que publicaba el inefable Miguel Brascó.

Era sobre un restaurante de Madrid que tiene el honor de ser el mas antiguo del mundo en funcionamiento. Aclaro ésto porque antes de este hubo otros, y me viene a la cabeza “La huella de las tres ranas de Sandro y Leonardo” que montaron Sandro Botticelli y Leonardo Da Vinci allá por el verano de 1478 en Florencia, pero que duró menos que un suspiro.

Se refería Brasco al Restaurante Botín.

Elisabet a la puerta de Botin

El restaurante data de 1725 y de esa misma fecha su horno de leña que aún sigue funcionando.

Arribé a Madrid, para instalarme para siempre, en 2007, un viernes. Mi primer paseo fue el sábado por el centro de la ciudad,  pleno Madrid de los Austrias y derecho fui a la calle de Cuchilleros 17. Era demasiado fuerte el impulso.

Al llegar, un hombre a la puerta me preguntó si tenía reserva previa, y ante mi negativa, me dijo que sería imposible servirme esa noche, pero si deseaba ver el restaurante, podía pasar, tomar fotos, e incluso fuera a la cocina si era de mi interés.

Éso es fiel al precepto que alguna vez expresara Antonio Gonzalez Martin:

 

“Lo que más nos importa es complacer al cliente. Si el público acepta la Casa, sincera como es, cómoda, pero sin lujos y con el mejor género que se pueda ofrecer, para mí es bastante.”

El local es sin pretensiones aunque impecable su apariencia y la de su personal.

La cocina es excelente, y su especialidad es el cochinillo, que aún se hornea en el horno de leña al que le falta poco para cumplir los 300 años.

Legendario horno de leña de Botin

La cantidad de personajes famosos que se sentaron a sus mesas es impresionante: John Dos Passos,  Scott Fitzgerald, Graham Greene, Frederick Forsyth, Ernest Hemingway,

Este último tuvo una personal relación con el restaurante y sus propietarios.

“…but, in the meantime, I would prefer to dine on suckling pig at Botin than sit and think about the accidents which my friends could suffer. ” Ernest Hemingway, Death In The Afternoon (Muerte en la tarde”}

Creo no equivocarme al decir que es el restaurante más citado en la literatura universal.

Invitación de la casa: una Visita Virtual

 

3 Comments
  • Ricardo
    Posted at 18:32h, 12 junio Responder

    Laura y su marido Jorge estuvieron por aquí la semana pasada (Son de Houston, Texas) Visitamos el restaurante y la cava. Pronto agregaré las fotos.

  • Laura Martin
    Posted at 02:13h, 02 abril Responder

    Me encantó este relato. Ahora me muero de ganas de ir a conocer este legendario restaurante madrileño.

    Laura

    • Ricardo
      Posted at 05:45h, 02 abril Responder

      Otra buena excusa para volver a visitar Madrid.
      Espera mi proxima entrada.
      Gracias por participar en el blog

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: