Coles de Bruselas con gorgonzola y nueces - Cocinando al Fuego
16616
post-template-default,single,single-post,postid-16616,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
coles de Bruselas con gorgonzola y nueces

03 Oct Coles de Bruselas con gorgonzola y nueces

Coles de Bruselas con gorgonzola y nueces

 

 

coles de Bruselas con gorgonzola y nueces

 

Las coles de Bruselas con gorgonzola y nueces son un acompañamiento invernal sabrosísimo.

Ya me he declarado un fan de las coles de Bruselas y del Bourbon, así que no hace falta más explicación.

El gorgonzola atenúa el típico sabor de las cole de Bruselas, mientras las nueces dan un toque crocante a esta preparación. Una receta que introduce a los invitados a una verdura poco apreciada en general. pero importante para una dieta equilibrada.

 Ingredientes

 

ingredientes-coles-de-bruselas-con-gorgonzola-y-nueces

 

400 g de coles de Bruselas

1500 g de queso gorgonzola desmenuzado*

8-10  nueces picadas

30 g de mantequilla clarificada (unas 2 cucharadas soperas)

20 g de pan rallado (unas 3 cucharadas soperas colmadas)

 

Preparación

 

Limpiar las coles quitando el tallo y las hojas duras exteriores. Yo utilizo coles congeladas que ya vienen cosechadas jóvenes, en su punto y limpias.

Cocer al vapor por unos quince minutos y cuando estén tiernas colocarlas en una fuente para horno.

Esparcir el gorgonzola desmenuzado por arriba y unas generosas cucharadas de pan rallado.

Bañar todo con la mantequilla clarificada.

Rociar con las nueces picadas y llevar al horno por 10 minutos a 220ºC. Terminar en el grill por unos minutos hasta formar una crosta dorada.

Servir en platos bien calientes con cuidado de no romper las delicadas coles que ahora estarán muy tiernas.

 

Consejo: considerando las grasas  contenidas en esta preparación y su elevado contenido calórico, el resto de la comida debería ser ligera.

Ideal para acompañar un pescado al horno de sabor suave.

Para 2 como guarnición.

 

 

*El Gorgonzola puede ser reemplazado por otro queso azul como el Stilton, Cabrales o Roquefort si no se pudiera conseguir el primero. Todos ellos son inoculados con Penicillum glaucum, Penicillum roqueforti o una combinación de ellas.

Para desmenuzar estos quesos, enfriarlos bien hasta casi el punto de congelación.

Save

Save

Save

Save

Save

4 Comments
  • Andrés G.
    Posted at 07:24h, 04 octubre Responder

    Se puede sustituír la mantequilla clarificada por mantequilla común? Digo, para ahorrarse el trabajo.

    • stearmann34ks@gmail.com
      Posted at 07:33h, 04 octubre Responder

      Como poder….se puede.
      La mantequilla común es una emulsión de agua en grasa y algunas cositas más: un 5% de impurezas (sólidos) entre 80% de materia grasa y 15% de agua.
      Al clarificarla dejamos sólo la materia grasa que es lo que me interesaba para impregnar el pan rallado en este plato. El quitarle el agua me ayudó a lograr una costra más crocante.
      No es gran trabajo ni ciencia clarificar mantequilla como indiqué en el link del mismo post. Para simplificar yo clarifico uno o dos panes completos y luego los divido y coloco en pequeñísimos tuper que mantengo en el congelador para uso futuro. Duran eternamente (si no se usan!)
      Gracias por la pregunta.

  • Silvio Roldan
    Posted at 00:22h, 04 octubre Responder

    No estoy de acuerdo con utilizar el Gorgonzola, Roquefort o demás quesos de la familia para cocinar.
    Se trata de tìpicos quesos de postre fuertes, que adormecen las papilas y cubren el sabor de sus acompañantes, en este caso los delicadísimos repollitos de Bruselas (dicho en argentino)- La receta me parece impecable si cambio el queso por otro mas suave, por Ej Port Salus o semiduros del gusto del cocinero
    Pido mis disculpas al cocinero por este comentario que le ruegue no lo tome a mal
    Finalmente viene de alguien a quien no le gusta el Bourbn

    • stearmann34ks@gmail.com
      Posted at 07:12h, 04 octubre Responder

      Sobre gustos….En este caso hay una excusa. Veo con frecuencia que a la gente le disgustan las coles de Bruselas, al menos aquí en España y la prueba de ello es que no los venden frescos en los supermercadoa aún cuando la oferta de productos exóticos en inmensa. Sólo se consiguen congelados y con un poco de suerte. La gente opina que tienen un sabor muy fuerte. La combinación cos un queso azul más la mantequilla clarificada, pan rallado y nueces, produce un sabor muy placentero que atenúa el de las coles y me animo a decir que muchos detractores de las mismas cambiarían de opinión.
      Distinto es el caso de ese increíble estropicio que hacen con el “pejerrey al roquefort”, asesinar tan cruelmente uno de los pescados más finos del mundo con una salsa….cualquiera sea esta.
      Recuerdo que cuando el Gato Dumas viajaba a Suiza, llevaba para un cheff famoso de allí y por encargo de él, pejerreyes congelados que decía eran los pescados mas exquisitos que conocía.
      Gracias por el aporte y la controversia recién empieza.
      SIGA PARTICIPANDO

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: