Tarta de tomates - Cocinando al Fuego
1749
post-template-default,single,single-post,postid-1749,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive
presentacion tarta de tomates

09 Oct Tarta de tomates

tarta Tatin de tomates

Tarta de tomates

 

Hubiera querido titular la receta: “Tarta Tatin de tomates”, pero sabiendo que la “Tarte Tatin” es de manzanas y un asunto serio para los franceses, no quise entrar en conflicto con ellos.

Me resistí a agregar productos de origen animal para que esta tarta de tomates sea completamente vegana.

Reemplacé la mantequilla que hubiera necesitado para la masa y para el “sautoir” por margarina, pero éso queda a elección del que la quiera preparar, la diferencia en sabor es imperceptible porque aquí mandan los tomates y el aceto balsámico.

Es fácil de preparar y requiere poco tiempo.

Es deliciosa tanto tibia como fria, nunca la serviria muy caliente, el aspecto final es precioso por la combinacion del amarillo de la masa, el rojo de los tomates y el intenso verde de las hojas de orégano fresco…….parece la bandera de Italia.

 Se necesitan

 

Para la masa:

 

200 g. de harina “00” (la común)

150 g. de margarina a temperatura de la nevera (cortarla luego en trozos pequeños)

1/2 cucharadita de café de sal.

Para el relleno:

 

1 1/2 Kg. de tomates maduros pero firmes

2 cucharadas de margarina

1 cucharada colmada de azúcar moreno

1 cucharada de aceto balsámico de la mejor calidad que podamos comprar

1/2 cucharada  de sal

Además:

 

Tabla para amasar

Palo de amasar de más de 30 cm de largo

1 “sautoir’ o cacharro similar que soporte su viaje al horno de 30 cm. de diámetro con laterales rectos.

1 plato de diámetro algo mayor al “sautoir”

Un puñadito de hojas de orégano fresco.

 

Procedimiento

 

Reunimos la mantequilla cortada en pequeños trozos y muy fría con la harina

masa sableAmasamos brevemente agregando más harina si fuera necesario porque buscamos una composición algo seca que se desgrane y parezca una montaña de pequeños guisantes.

Juntamos ésas migajas formando un bollo. Quedará algo de harina impregnada en la materia grasa, pero también trocitos de margarina intacta dentro del bollo.

reunir la harina con la mantequillaEnvolvemos en film de cocina y llevamos a la nevera.

Necesitamos bajar la temperatura que le hemos hecho coger con nuestras manos.

envolver con film transparente

Seguimos ahora con los tomates

 

Los lavamos y con un cuchillo pequeño les quitamos el resto leñoso superior. Nada más.

limpiar los tomatesColocamos la margarina con el azúcar moreno en el sautoir a fuego medio para que se vayan combinando.

el azucar moreno y la mantequilla Cortamos los tomates al medio, quitamos el  líquido de vegetación y las semillas.

Rociamos la parte abierta con un poco de sal y dejamos unos diez minutos hasta que hayan soltado bastante líquido.

Escurrimos bien.

Precalentamos el horno a 200º C

quitar las semillas a los tomatesMientras tanto, subimos el fuego y ayudemos con la cuchara a que se disuelva bien el azúcar.

empardecimiento del azucar con la mantequillaAcomodamos los tomates lo más apretaditos posible, lado cortado hacia arriba.

acomodamos los tomates en el sautoir

el menor hueco posible entre los tomatesA fuego medio, los mantenemos hasta que no quede rastro de líquido.

Sólo debe quedar la materia grasa y el azúcar, de otro modo, la masa quedaría húmeda.

Estiramos la masa con el palote.

No hay que preocuparse si los bordes no quedan parejitos o hay alguna imperfección, es normal en una masa que es poco elástica. Quedará todo oculto luego.

masa sable“Levantamos” la masa con el palote.

levantar la masaY  la desenrollamos sobre el sautoir, recortando los sobrantes y quitando cualquier exceso de harina.

extender la masa sobre el sautoirLlevamos al horno por 30 minutos o hasta que la masa tome un color avellana.

Al retirar del horno, dejar reposar unos minutos, pasar un cuchillo por los bordes para asegurar un desmoldado limpio.

Colocar encima un plato de diámetro un poco mayor que la tarta.El plato del microondas que se nos estropeó viene justo!

cubrir el sautoir con un platoUtilizando dos paños de cocina (ojo que quema!) y como si fuera un golpe de Karate, volteamos el sautoir…. y vaya sorpresa!, es espectacular cuando la damos vuelta!

Dejar entibiar y agregar hojas de orégano frescopresentacion tarta de tomates

 

tarta de tomates "al anvers'

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto: